¿Y si compartimos coche?

¿Cansado/a de verte en un gran atasco en hora punta? Seguro que, entre parón y parón, te has dado cuenta de que a tu pérdida de paciencia se le suma la del combustible y el tiempo que estás desperdiciando mientras estás retenido/a.

Por eso, desde alkiloo queremos informarte de las ventajas de compartir coche. Así que estate atento/a:

- Primero de todo ahorras dinero, que tanto en tiempo de crisis, como en tiempo de no crisis, siempre viene bien. En el momento en el que empiezas a compartir coche, empiezas a viajar en uno de los medios de transporte más barato. Para que te hagas una idea, calcula cuánto ahorrarías aquí.

- El transporte es el sector que más energía consume; y el vehículo privado el más utilizado a la hora de desplazarse. Es por eso que uno se debe detener a pensar en que el mantenimiento de un coche es cada vez más caro, ya sea por el incremento del precio del carburante – que actualmente en muchas gasolineras españolas se encuentran por encima del máximo histórico – , las reparaciones del propio vehículo, impuestos, seguro del coche, entre otros; y es que además contamina, contamina mucho. Así que, nuestra segunda razón es que compartiendo coche combates contra el cambio climático y evitas una parte de las 3.500 toneladas de emisiones de CO2 que recibe nuestro planeta.

- Logras evitar el estrés y te toca aguantar menos atascos. Estudios afirman que conducir solo aumenta el estrés y que conducir en compañía, más despacio o escuchando música son una alternativa para librarse de él. Actualmente, hay más de 28 millones de automóviles circulando cada día. Si por cada cuatro conductores, se redujera a un solo vehículo, ¡imagínate qué fluido sería el trayecto!

- No viajas solo. En largos trayectos, ¿no te resulta aburrido desplazarte sin conversar con nadie? Si compartes coche, puedes conocer gente nueva o como mínimo entablar una relación de amistad.

- Y, por último y no por ella menos importante, puedes utilizar el carril BUS-VAO. Este carril de alta ocupación evita mayor colapso de coches, proporciona comodidad y ahorra de tiempo para los conductores.
Pero no seas como los que se las ingenian para buscar en sus trayectos al trabajo la compañía de un maniquí. Hay diferentes plataformas que se dedican a buscar y encontrar tu compañero de viaje ideal. Algunos ejemplos son Amovens, BlaBlaCar o Carpooling.
Así que, ¿por qué no? Compartir carril BUS-VAO y gastos!

Si después de todo esto, te hemos convencido, ya estás listo para compartir coche, sólo tienes que informarte en las páginas que te facilitamos anteriormente. Y sino…., seguiremos intentándolo!

Y por último, no podemos acabar este post sin dejaros sin la famosa imagen del trabajador que utilizaba el carril BUS-VAO junto con su “compañera”, la maniquí:

 

¡Renueva tu ropa GRATIS!

Del 11 al 23 de noviembre, Barcelona luce ropa nueva. Y no, no nos hemos vuelto locos, la razón es la celebración de la 3a edición del “Renova la teva roba” (renueva tu ropa). Una iniciativa que, coincidiendo con la 5ª Semana Europea para la Prevención de Residuos,  anima a sus ciudadanos a participar en el trueque de ropa a través de una red de múltiples puntos de intercambio distribuidos por toda la ciudad condal.

Los intercambios nos permiten reutilizar, compartir y consumir de forma responsable. No hay que olvidar que “lo que para nosotros ya no es útil, lo puede ser para otro”.

El sistema es muy sencillo, solo tienes que acercarte al punto de intercambio más cercano, allí cambiarán tu ropa vieja por “renoves” (renuevas), que posteriormente podrás canjear por la ropa que más te guste a través de los diferentes puntos de la red.

  • Complementos y camisetas equivalen a 1 renueva.
  • Pantalones, camisas, faldas, vestidos, jerseis y chaquetas, 2 renuevas.
  • Ropa de vestir, chaquetas grandes, conjuntos, vestidos de chaqueta y demás, 3 renuevas.

¿Pero, por qué es importante renovar? ¿sabías qué cantidad de agua hace falta para fabricar ropa?

Según un estudio realizado por El Corte Inglés y la Fundación Botín, se estima que la huella hidráulica que supone elaborar un traje de caballero de mezcla de fibra supone la utilización de 5.550 litros de agua (para hacernos una idea, lo que serían 5 bañeras de un metro cúbico, donde entran mil litros). Y es que la producción de la ropa, junto con la de zapatos y zapatillas, es una de las labores más intensivas en consumo de energía y agua.

Y tú, ¿qué vas a hacer con todo el agua que tienes en tu armario?

Alkiloo se suma al "Renova la teva roba"

¿Por qué alquilar?

Hasta hace unos años el alquiler era un modelo de negocio exclusivo de viviendas y vehículos. Pero esto ha cambiado: una nueva cultura del alquiler ha surgido en todo el mundo.

Y es por eso que os hacemos algunas preguntas:
¿Estás pensando en cambiar de cámara pero te gustaría hacer algunas pruebas antes?
¿Desde hace meses acumulas “trastos” por casa que ya no utilzas y te gustaría ganar un dinero extra? Si respondiste a estas dos pregunta, es que el alquiler podría llegar a servirte como una alternativa rentable a la compra y en la que podrás ahorrar mucho dinero.

A menudo compramos cosas de las que posteriormente haremos uso una o dos veces. Por ejemplo: Se acerca la boda de tu hermana, necesitas un modelito especial para la ocasión… ¡Pero sabes que solo te lo pondrás una vez! No es necesario gastarse un dinero por algo que va a criar polvo en tu armario, alquílalo!

La opción del alquiler, además de flexibilidad y eficiencia de costes te permite disponer de un dinero que puedes dedicar a ocio u otros menesteres, como podrían ser unas vacaciones, unas cuantas cenas, un regalo para tus padres o para tus hijos, etc. Y por qué no, también puedes optar por invertir esos euros en algo más rentable que la compra de vehículo.

Ahorra dinero alquilando en vez de comprando, gana dinero prestando en www.alkiloo.com 

Alkiloo patrocina a la Guardia Urbana en el partido contra la Policía Francesa

El pasado miércoles 23, el Equipo de Francia de la Policía Nacional y la Selección de la Guardia Urbana de Barcelona debutaron en un gran partido con la colaboración de Alkiloo.

A dicho evento, no quisieron faltar François Pérez, CEO de Alkiloo y organizador del encuentro, junto con Jose Antonio López, Delegado de deportes de la Guardia Urbana de Barcelona.

Pese a que el equipo nacional ‘bleus’ está considerado el actual campeón de Europa, no pudo pasar del empate a cero ante el cuerpo policial español.

¡Desde alkiloo, os animamos a que le echéis un vistazo al siguiente vídeo!

Vídeo Guardia Urbana Vs. Policía Francesa

Patrocinio de Alkiloo al Equipo de la Guardia Urbana de Barcelona.

Fuente: LaVanguardia.com

Próposito para 2013: cambiar el modelo de consumo

Hacemos un flashback doce años atrás para recuperar la película Cadena de favores en la que se aventuraba una nueva forma de cubrir necesidades que no podemos satisfacer por nosotros mismos.

En esta obra cinematográfica un profesor de ciencias sociales proponía a sus alumnos como proyecto que pensasen en formas de mejorar el mundo. Uno de ellos se ingenia un sistema muy simple: “su idea consiste en ayudar a tres personas en algo que no podrían lograr por sí mismos, y en lugar de que el favor le sea devuelto a uno, cada una de esas tres personas deben ayudar a otras tres personas y así sucesivamente.”

La idea es sencilla de plantear, pero requiere de un cambio de mentalidad mucho más profundo.Un cambio que incide en la propia estructura del comportamiento y la forma de entender la sociedad.

Debido al contexto -de crecimiento- expansivo que se vivía a principios de la década pasada, la película pasó, como tantas otras, como una historia de ficción. Sin embargo, esta misma historia contada hoy día no sería nada descabellada; es más, incluso podría ser aplicada sin demasiados inconvenientes.

¿Por qué? Sencillamente porque hemos madurado como sociedad y cada vez somos más conscientes de aquello que importa y de aquello que es secundario. Por ejemplo, el consumo en los ’70, ’80 y ’90 se consideraba la Panacea a todos los males de la civilización, especialmente los que eran causa y consecuencia de los conflictos bélicos.

Pero todo evoluciona, y las necesidades de hoy no son las de ayer. Como tampoco es la misma nuestra sensibilización respecto al medio ambiente, la política financiera, el uso de los recursos naturales, etc.

Como ya habréis notado, nos hemos puesto algo trascendentales; cosas de las fiestas navideñas y del fin del mundo. En cualquier caso, y dado que estamos a punto de cerrar un año que económica y socialmente no ha sido precisamente ejemplar, hemos querido ser optimistas de cara al 2013. Sí, optimistas.

Al fin y al cabo, que las cosas mejoren también dependen de todos y cada uno de nosotros. La mayoría de ocasiones todo es más sencillo de lo que parece, como en la película Cadena de favores. Los pequeños cambios en la rutina: separar los residuos, utilizar bombillas más eficientes, comprar en comercios de proximidad o el consumo colaborativo son medidas que además de ahorrarnos dinero y tiempo a final de mes, también mejoran nuestra comunidad y por ende la sociedad en que vivimos.

Como decía Srila Atulananda Acharya: “El primer paso es la mitad del camino.”

¡Feliz 2013!

Se alquila planeta por traspaso

Se ofrece planeta en alquiler por traspaso en pleno Cambio Climático. De estilo regio, construido hace 4,5 billones de años, es un planeta muy soleado, con amplias terrazas y piscinas de agua dulce y salada. Dispone también de zonas ajardinadas más o menos conservadas. ¡Habitable a partir del 22 de diciembre 2012!

Está dividido en varias estancias, todas exteriores y muy diáfanas, con estupendas vistas al universo. Orientación Norte-Sur-Este-Oeste a tan solo 150.000.000 km del Sol. El antiguo propietario lo dividió en paralelos y meridianos para mayor confort. El alquiler incluye equipación de mobiliario monumental.

Otras características:

  • -Ideal especies numerosas
  • -Se aceptan mascotas
  • -Zona de parking para varios coches o naves espaciales
  • -Viene con un satélite incluido

Precio: negociable, a pagar cada centuria.

Dirección: Vía Láctea, Sistema Solar, tercer planeta empezando por el Sol (es el de color azul)

Datos técnicos: Superficie de 500.000.000 km2. Velocidad máxima 100.000 km/h, no gasta nada. Media de temperatura 15º (con rebequita para salir es suficiente).

Total Rating: 4,02 sobre 5

Opiniones más recientes

“Ante esta oferta, me lanzo de cabeza” -Felix Baumgartner- (4,5 de 5)

“Me encantó, me lo patee enteró. Merece la pena” -El coche de Google Maps- (6 de 5)

“Indestructible” -Varios científicos nucleares- (3 de 5)

“Bonito, pero su satélite está en el quinto pino” -Neil Armstrong- (2 de 5)

Otros usuarios han dicho…

“Muy chulo, solo le cambiaba los pingüinos que tiene en el sur, que parecen embajadores, por unos renos, que hacen más Navidad”. @marysa

“Confortable hasta que llegaron unos vecinos bípedos y lo jodieron todo” @extingfish86

“Ideal para pasar un fin de semana, pero poco recomendable para un milenio” @Nostrasladamus

“A nosotros nos cogió una era glacial y lo pasamos fatal. Mejor ir ahora, que hay Cambio Climático y la temperatura está en su punto” @mamutvallecas

“Una magnífica joya pulida a mano.” @critify

Intercambio de ropa infantil: otra gran iniciativa de Consumo Colaborativo

Todos los padres sufren dolores de cabeza cuando piensan en la ropa de sus hijos. Las prendas de moda infantil, y especialmente para bebés, son caras y quedan obsoletas al poco tiempo. Los pequeños de la casa nunca cesan de crecer y hay tallas que apenas les caben de un año para otro. Por suerte, en la era del Consumo Colaborativo por Internet, varias comunidades de padres han creado startups para dar una solución creativa al problema: el intercambio de prendas para niños.

Estos últimos años se han creado en la Red varias plataformas de trueque para intercambiar ropa para sus hijos sin necesidad de moverse de casa. Estas comunidades online facilitan el intercambio entre usuarios y lo regulan, permitiendo el cambio de ropa usada, pero en ningún caso se permite que esté deteriorada, a riesgo de expulsión de la comunidad. Los usuarios se registran y buscan entre las prendas que más les gusten con la condición de aportar también prendas a la comunidad.

Webs como Grownies, Trastus o YaNoLeViene se orientan a la creación de un mercado de Consumo Colaborativo, donde los padres reciben una caja donde elaborar un lote de prendas infantiles. Esta caja es su aportación a la web y queda como producto online; por su parte en la web pueden buscar otros lotes que quieran obtener. Cuando se han decido por un lote de ropa pagan los costes de gestión y trasporte de las prendas, ¡y aún así el precio suele estar por debajo del precio de las prendas de segunda mano!

Estas web suelen tener un límite en las prendas, regulándolas por edad (normalmente hasta los 8 años), pero hay algunas como Creciclando que han expandido su oferta de trueque más allá de la ropa y abarca juguetes, material infantil e incluso para madres embarazadas. A esta iniciativa se han sumado webs que vendían ropa, pero que han visto en el Consumo Colaborativo un nuevo hueco de mercado donde hay que estar. Es el caso de BBCloset que además de ofrecer productos de bebé nuevo o de segunda mano tiene un mercado con usuarios propios de truque de prendas, que funciona con un ingenioso sistema de créditos que regulan lo aportado y lo adquirido.

Esto demuestra como los modelos de Consumo Colaborativo son totalmente adaptables a cualquier campo de negocio. Negocios basados en la compra tradicional adaptan e incorporan unas fórmulas de consumo responsable. Nosotros seguimos en ello en Alkiloo: la plataforma web para el alquiler fácil. Un punto de encuentro ineludible para alquilar o dejar en alquiler, donde registrarse es GRATIS. Y también puedes hacerlo a través de nuestro Facebook o Twitter, donde estamos siempre atentos a tus sugerencias.

Ayuntamientos colaborativos

Los presupuestos municipales y su gestión siempre han sido fuente de fuerte debate. Cómo mantener los gastos sin prescindir de los servicios es una batalla constante en los consistorios. Y parece que en el País Vasco han encontrado una pequeña solución a reducir costes municipales con un alquiler enfocado al consumo colaborativo: el proyecto Udaltruke.

Udaltruke es una red de intercambio y alquiler gratuito entre ayuntamientos de 15 municipios en la comarca de Enkaterri y Meatzaldea (Bizkaia). Su finalidad es prestarse y reutilizar entre ellos diferentes bienes y materiales municipales para ahorrar costes entre todos.

Su sistema de funcionamiento es sencillo: el personal de los diferentes ayuntamientos y corporaciones locales autorizadas acceden a la red online privada de Udaltruke. En este web figuran el listado de objetos en alquiler disponibles, que varían desde herramientas de jardinería, obras, electricidad, cultura y fiestas patronales. Todos ellos son de gran uso en los consistorios, y actualmente la plataforma tiene más de 200 artículos disponibles. Cuando alguna corporación decide alquilar uno, se firma un contrato que incluye cláusulas como el número de días que será traspasado, quien lo usará, día de recogida, e incluyen un sistema del proceso. Se asegura así un uso responsable.

Los creadores del proyecto Udaltruke, la asociación de desarrollo rural Enkarterrialde, pusieron en marcha este sistema este pasado verano, y han incluido un ingenioso sistema de cálculo del presupuesto ahorrado. La asociación presupuestó los materiales de cada ayuntamiento en euros y les dio una equivalencia en una moneda ficticia, llamada Ukes. De esta forma, quien más artículos aportaba, mayor presupuesto de Ukes tenía. Cuando otro ayuntamiento quiere alquilar, paga simbólicamente en Ukes al consistorio propietario. De esta forma se visualiza en este presupuesto ficticio el ahorro que conlleva para cada municipio el sistema Udaltruke, al ser comparado sus transacciones de Ukes con el precio en el mercado real en Euros.

Ante esta brillante y sencilla iniciativa, nos quitamos el sombrero desde Alkiloo. Nos alegra saber que unas instituciones públicas hacen uso del Consumo Colaborativo y el alquiler para estrecharse el cinturón. Y como siempre, os queremos comunicar que poder alquilar y ahorrarte así unas compras no es solo terreno de las entidades públicas: visitad Alkiloo, el mayor canal de alquiler online en internet. Registrarse es GRATIS, y si accedes por Facebook o Twitter quedarás automáticamente registrado, sin ningún trámite más.

Alquiler 2.0

El pasado 13 de noviembre la plataforma de vídeo Vimeo estrenó un servicio de alquiler de películas online. Si eres un usuario registrado en Vimeo, podrás alquilar una película por 7 días con un precio que oscila entre los 4’99$ y los 9$. Para su visionado, Vimeo ha tenido en cuenta una amplia variedad de dispositivos compatibles, un punto clave para una mayor popularización del servicio.

Introducing Movies on Vimeo from Vimeo Staff on Vimeo.

Fiel a su política de diferenciación de Youtube, Vimeo ha decidido que las películas disponibles sean productos de calidad que no encuentran lugar en las redes de distribución tradicionales, más enfocadas a la comercialización de largometrajes para el gran público y dominado por Hollywood. En definitiva, una buena plataforma para encontrar una película que no está en el cine de tu ciudad; algo que agradeceremos todos y da una salida más al cine catalogado como independiente.

Actualmente son seis la películas que ofrece el servicio durante estas semanas de estreno. Aún les quedan cosas por pulir, como una mayor disponibilidad en áreas geográficas fuera de USA, o la inclusión de subtítulos en los films, pero el servicio se lanzará de forma definitiva a principios de 2013.

Todo ello es una muestra más de cómo la web 2.0 es uno de los mejores terrenos para la práctica del consumo colaborativo, como ya vimos anteriormente con las plataformas de reproducción musical, como Spotify o Grooveshark: Internet nos permite de forma fácil reducir la acumulación de objetos tanto en nuestros dispositivos como en casa. Las nuevas tendencias de consumo se encaran a reducir la adquisición de objetos mediante la satisfacción puntual sin la necesidad de compra.

El alquiler 2.0 ya es una constante en el mercado online, ahora es el momento de dar un paso más y conquistar con esta mentalidad 2.0 a la “sociedad offline”. Reducir el consumo y hacerlo más sostenible y racional. En Alkiloo seguimos firmemente convencidos de ello, y seguiremos apoyando cualquier iniciativa del alquiler. Os invitamos a que visitéis Alkiloo: registrarse es GRATIS, y si accedes por Facebook o Twitter quedarás automáticamente registrado, sin ningún trámite más.

¿Comprar o alquilar un coche?

Tanto si eres de comprar, como si lo que te mueve es alquilar, aquí te mostramos una comparativa que tal vez te ayude a salir de dudas.

En este caso hemos optado por un coche, algo que a muy pocos se les pasaría por la cabeza alquilar pero que, sin embargo, poniendo los números sobre la mesa da para pensar un rato. O quizá no tanto y da más para actuar. Eso ya lo decides tú.

En el caso que nos ocupa, hemos tomado como ejemplo un Fiat Grande Punto que hemos encontrado aquí en alkiloo y lo hemos comparado con su precio medio de compra más todos los gastos derivados de dicha adquisición en un periodo de 4 años.

Alquilar o Comprar un cocheLas cifras, como decimos, son aproximadas, pero nos dan una idea de lo que realmente se acaba pagando por un vehículo tras cuatro años de uso. Pasado este tiempo siempre se puede vender, pero ¿cúanto sacarías por un coche de este tipo con 4 años y pongamos unos 60.000km? Seguramente un 20% o 25% de su valor: eso es unos 3000€. Claro que siempre te lo puedes quedar y disfrutar de la amortización hecha durante los 4 años precedentes. En ese caso, empieza a contar con otros gastos, como la ITV, el cambio de neumáticos y otras posibles reparaciones propias de los vehículos que van aconteciendo con el tiempo. En cualquier caso, y en eso sí que estaremos todos de acuerdo, es que comprar un coche (utilitario medio) nunca supone una inversión.

La opción del alquiler, además de flexibilidad y eficiencia de costes te permite disponer un dinero que puedes dedicar a otros menesteres, como podrían ser unas vacaciones, unas cuantas cenas, un regalo para tus padres o para tus hijos, etc. Y por qué no, también puedes optar por invertir esos euros en algo más rentable que la compra de vehículo.

Como apunte final, si tenemos en cuenta el incesante incremento de los precios de los carburantes, los altos niveles de polución de las áreas metropolitanas o los colapsos generados por el augmento del parque de vehículos, está bastante claro que algo tiene que cambiar en los próximos años, al menos en lo que a movilidad se refiere. ¿Por qué no empezar por aquí?